¿Qué tanta azúcar y carbohidratos podemos dar a nuestros hijos?

Fuente: www.Nuskin.com. Medición niveles de antioxidantes.
Antioxidantes: Retrasan el envejecimiento
17 octubre, 2016
Tomar mucha agua es el primer paso para desintoxicar nuestro cuerpo
Desintoxicar nuestro cuerpo: ¿Solo Agua?
20 noviembre, 2016
Mostrar todos

¿Qué tanta azúcar y carbohidratos podemos dar a nuestros hijos?

Azucar niños

El azúcar y los carbohidratos representan la principal fuente de energía del cuerpo humano, especialmente para nuestros hijos, que reciben mediante su consumo el aporte calórico fundamental para su crecimiento, que ellos, deben gastar en la actividad física que realizan (o deberían realizar) en su diario vivir.

¿QUE OBTIENEN NUESTROS HIJOS DEL AZÚCAR Y LOS CARBOHIDRATOS?

Cuando suministramos azúcar y carbohidratos a nuestros hijos ellos obtienen un aporte inmediato de energía combinado con un sabor agradable que provoca una inmediata sensación de bienestar, por lo que nuestros hijos (y nosotros) siempre están dispuestos a consumirlos. En condiciones normales, es decir, cuando nuestros hijos realizan actividad física suficiente, que según las recomendaciones de la OMS debe ser mayor a 60 minutos diarios para niños de 5 a 17 años, y las cantidades que les suministramos son las adecuadas en una dieta equilibrada, tanto el azúcar como los carbohidratos cumplirán su función como fuente de energía. Los problemas aparecen cuando se consume azucar y carbohidratos en exceso y además la actividad física no alcanza para gastar toda la energia que nuestros hijos obtienen de estos alimentos.

EFECTOS NOCIVOS DEL AZÚCAR Y CARBOHIDRATOS EN NUESTROS HIJOS

Es importante conocer los efectos negativos que tiene el consumo inadecuado de azúcar y carbohidratos en la dieta de nuestros hijos, ya que este, se relaciona con enfermedades que a largo plazo afectaran su vida y su futuro. Entre las principales consecuencias del uso excesivo e inadecuado de azúcar tenemos:
Caries dental
Hiperactividad infantil
Deficiencia del sistema inmune.
Obesidad
Diabetes tipo 2
Enfermedad cardiovascular
Parasitosis

PRIMEROS PASOS PARA AYUDAR A NUESTROS HIJOS

El primer paso para ayudar a evitar los efectos nocivos del azúcar y los carbohidratos en nuestros hijos es diferenciar el tipo de azúcar y carbohidratos que les suministramos en su dieta, ya que, no todos los azúcares que están presentes en la alimentación afectan de la misma forma nuestra salud.

Existen dos tipos de carbohidratos: Carbohidratos simples y Carbohidratos complejos,  los Carbohidratos Simples se descomponen rápidamente en nuestros cuerpo para ser usados como energía de forma inmediata, entre estos tenemos: Gaseosas, azúcares procesados y refinados, galletas, dulces, mermeladas, tortas, cupcakes, chocolates con azúcar, azúcar de mesa  y frutas.

Los Carbohidratos Complejos, son azúcares más favorables para el organismo ya que no aumentan drásticamente los niveles de glucosa en sangre porque su digestión es más lenta, además,  tienen un mayor valor nutricional por que la mayoría contiene vitaminas, minerales y fibra, algunos ejemplos de alimentos con estos tipos de carbohidratos son: Cerales integrales, brocoli, calabacines, espinacas, lentejas, avena, arroz integral, en general alimentos integrales sin azúcar añadida (Carbohidratos simples).

Es importante recordar que en realidad el azúcar no tiene valor nutricional alguno, ni proteínas,  ni vitaminas, ni fibra, ni minerales, pero en cambio, si tiene muchas contraindicaciones, sobre todo si se consume en exceso, algo muy común en los niños lamentablemente.

Se estima que, actualmente, el 16% de las calorías que ingieren diariamente niños y adolescentes viene de azúcares añadidos (Carbohidratos Simples), cuando la recomendación de la Organización Mundial de la Salud señala que nunca debe superar el 10% de la ingesta calórica total. Los productos comunes, si leemos sus etiquetas veremos qué la mayoría ya contienen azúcares. Ejemplo: Una cucharada de salsa de tomate tiene cuatro 4 cucharadas azúcar, un refresco de caja contiene 20 a 30 cucharadas de de azúcar, incluso el yogur natural contiene azúcar .

ALIMENTOS RECOMENDADOS PARA NUESTROS HIJOS

Algunas ideas para que desde pequeños disminuyas el consumo de azúcar en tus niños:
Jugos: Evita los jugos procesados y reemplazalos por zumos naturales hechos en casa, no envasados ni procesados.
Helados: Helados sanos como yogur griego con frutas congelado, jugo natural en paletas.
Refrescos: Solo para ocasiones puntuales .
Cereales para el desayuno: Escoge granos naturales y evita aquellos con azúcar añadido.

Debido a su alta capacidad adictiva, si acostumbramos a nuestros hijos desde pequeños a consumir mayor cantidad de azúcar (Carbohidratos simples), la necesidad y el deseo de consumirlos aumentara en ellos con la edad. Por lo tanto equilibrar su alimentación para que se acostumbren a un consumo de azúcar reducido es algo que se debe iniciar desde la infancia y fundamental para asegurarles un futuro mejor, ya que de nada sirve que estudien en los mejores colegios, tengan los mejores juguetes o hagan los que mas les gusta, si no tienen salud para vivir y disfrutar a plenitud todo lo bueno que como padres queremos para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *